Traducción: MULA: raíz – ADHARA: apoyo

Es un vórtice energético situado en la base de la columna. Es lugar poderoso, donde sentimos la conexión con nuestras raíces y con la madre tierra, con lo físico, lo matérico y lo ancestral. Allí reposan grandes reservas de energía vital, y de allí surge la kundalini, que es la espiral energética que forma los canales ida y píngala, estos son los principales canales energéticos que recorren en espiral el canal central, transportando información desde ambas polaridades femenina y masculina, que hacen parte del cuerpo físico y del cuerpo mental (emoción y razón).

Se identifica con el color rojo, el elemento es tierra, el reino es el mineral, su vibración es LAM y la nota: DO, y su mantra: Yo soy, soy tierra, soy raíz.

De allí la sensación de seguridad, de tener los pies en la tierra, de pertenecer al vientre de la madre tierra, conectados con la tierra energéticamente haciendo referencia al cordón umbilical.

Genera confianza, seguridad, fuerza, solidez, estabilidad, supervivencia, conexión con el cuerpo físico.

MULA BANDHA es el sello energético por excelencia para activar, armonizar y percibir este chakra. Consiste en contraer ano y genitales.

Las posturas (asanas) y meditaciones de enraizamiento son:

  • Sentado sobre los isquiones en meditación
  • Tadásana, postura de pie o postura de la montaña y variaciones
  • Postura de la diosa
  • Posturas de equilibrio
  • Posturas de apertura del ano y genitales

También te puede interesar