La práctica constante y disciplinada del yoga te puede ayudar a aliviar dolores lesiones y contracturas corporales, incluso aliviar dolores en los órganos internos del cuerpo. Esto se da cuando la práctica es consciente, constante y responsable.

Uno de los principios del Yoga es la conexión con el cuerpo físico. Que escuches al cuerpo, que seas uno con el cuerpo, en lugar de ver al cuerpo como algo separado a tu mente el yoga te invita a que unas cuerpo y mente y así este se vuelve tu mejor aliado y vehículo, te enseña por sus propios medios como cuidarlo y sanarlo.

Siendo así las ASANAS o posturas de yoga son una herramienta para encontrar esa conexión. Cuando las realizas correctamente puedes desbloquear musculaturas que se encontraban tensas y aliviar dolores. La alineación ósea y de articulaciones es un principio fundamental para hacer las ASANAS de forma correcta y precisamente esta alineación es la que te va a llevar a dichos desbloqueos no solo musculares sino también energéticos, aliviando dolores y fortaleciendo músculos para evitar lesiones.

Si ya tienes una lesión o un dolor la invitación es a practicar el Yoga escuchando a tu cuerpo y poniéndolo primero que tu mente. La intensidad del dolor es la que te dice cuando debes parar o que postura no hacer. Si conservas siempre este principio más el de la alineación ósea no tendrás problema en realizar tu práctica.

Comienza ahora mismo a practicar yoga con nosotros. Ingresa aquí e inicia.

También te puede interesar