«Da un simple paso con confianza y las cosas empezarán a suceder. Pero un simple paso con confianza es el mayor y más arduo viaje; el simple paso desde la duda hacia la confianza es muy grande. Un día u otro, uno ha de darlo, porque la duda promete, pero nunca cumple. Solamente promete y lo hace con muchísima claridad. La confianza nunca promete, pero una vez que entras en ella, todo aquello que siempre has deseado y soñado comienza a cumplirse». Osho

Es común creer que el Yoga es una disciplina ajena a nuestra cultura por su proveniencia. También es común que exista una resistencia a practicarlo debido a que se suele tener la idea del Yoga como una serie de posiciones complejas que asustan al principiante. Sin embargo, se trata de una disciplina ideal para cualquier tipo de persona, independiente de su estado físico y mental, pues es mediante está que el practicante adquiere mayor flexibilidad y dominio del cuerpo. Además, se puede comenzar con asanas sencillas al alcance de cualquiera. En Anila Yoga tenemos prácticas diseñadas para todos los niveles que harán que mejores tu salud en todo aspecto.

Lo más importante, como en cualquier nuevo camino, es adentrarse en él sin más expectativas que la del disfrute y el conocimiento. El Yoga mismo irá dictando a cada practicante la forma en que continua por él. Hay que desapegarse de todo aquello que evita que comiences algo nuevo. Deja las excusas y justificaciones, pues son éstas los primeros obstáculos que se interponen en el inicio de cualquier nueva actividad. Vive como un aprendiz, como un niño que explora. Para el aprendiz todo es sorpresa y en esa sorpresa se halla una festiva actitud hacia todas las cosas. No se debe esperar nada más que el descubrimiento de nuevas cosas. También en esto consiste el Yoga, como lo dijo Patanjali, en el desapego de los resultados.

Simplemente ponte cómodo siéntate en el mat y comienza. Si tienes una condición especial la premisa es que escuches la sabiduría corporal que te dirá hasta qué punto puedes realizar una determinada postura, y cuidarte así de las asanas que comprometan esa zona de dolor o lesión. Así pues, te invitamos a que recorras con nosotros este maravilloso camino y descubras con nosotros todo lo bello que el Yoga nos tiene guardado.

También te puede interesar